martes, 19 de abril de 2011

Crónica Cursa del Pont del Diable

Termina otra semana de bastante entrenamiento, incluyendo la Cursa del Pont del Diable del domingo, con un total de nueve horas y media repartidas así:

Lunes- 68' de bicicleta para 31,48 kms (ritmo medio de 27,8 km/h) y 2200 m de natación en 45'.

Martes- 30' de rodaje (6,35 kms) con un ritmo medio de 4'45", 50' de gimnasio y partido de fútbol sala.

Miércoles- 3 h de bicicleta para 81,71 kms (ritmo medio de 27,1 km/h).

Jueves- 2200 m de natación en 47'19".

Viernes- 30' de calentamiento + series piramidales (4'+6'+8'+8'+6'+4') + 5' de enfriamiento (en total, 18,15 kms a un ritmo medio de 4'27").

Sábado- Descanso.

El domingo tocaba, por segundo año consecutivo, correr la Cursa del Pont del Diable. Algo más de 10 kilómetros por montaña con muchas subidas y bajadas. La verdad, no la recordaba tan dura...No eramos muchos corredores, sólo unos 500 (llegamos a meta 418). Qué diferencia respecto al domingo pasado en la Cursa del Bombers donde eramos unos 20.000!

Dan la salida y los primeros metros transcurren por dentro del Barrio de Sant Pere i Sant Pau. Empezamos con una ligera subida y después una bajada bastante larga que va directa al bosque. Paso el primer kilómetro a 3'47" y ya en los caminos de montaña, empieza lo duro. Empezamos a subir hasta casi el 4º kilómetro, punto en el que empieza una bajada importante que me permite pasar ese kilómetro en 3'59". Todo va bien, a pesar de mi falta de costumbre de correr entre tanta piedra, hasta el kilómetro seis y pico, en el que me empiezo a sentir bastante cansado y tocan de nuevo varias subidas. Aflojo bastante el ritmo y me pasan seis o siete corredores. Me fijo en las pulsaciones y las llevo casi todo el rato bastante altas, por encima de las 160. Sé que no estoy para apretar mucho así que el último tramo de carrera decido tomármelo más tranquilo. Justo cuando pasamos el kilómetro 10, salimos del bosque y llegamos otra vez al barrio donde nos espera una larga recta también con ligera pendiente. En ese último tramo subo el ritmo y adelanto a unos de los corredores que me había pasado hacía poco y cruzo la meta en la posición 43ª (30ª de mi categoría) con un tiempo de 46'46" (clasificación).  El año pasado hice 44'36" pero creo que la distancia fue algo inferior y llegaba mucho más descansado, así que termino contento a pesar de saber que últimamente, como es lógico con tanto entreno, he perdido un poco la frescura de principios de año.

Con la camiseta de RUN FOR JAPAN
Después de la carrera y aprovechando el buen día que hacía, Arancha y yo nos fuimos a la playa y por fin me decidí a estrenar el neopreno, nadando unos 20' en la Arrabassada para cogerle el punto a esto del mar. El resultado, buenas sensaciones pero muchas cosas por pulir y a las que aún debo acostumbrarme.






4 comentarios:

  1. Bueno, a pesar de que estés muy cansado,haces muy buenos tiempos.De aquía a nada un merecido descanso y luego, a tope de nuevo!!,por cierto veo que tienes un admirador/a que te sigue con la cámara, jejejeeje.

    ResponderEliminar
  2. Ya te digo, si no fuera por ti...

    ResponderEliminar
  3. Yo con la cámara no te sigo, pero me voy leyendo el blog... A seguir a tope!!!

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias! A ver si en alguna carrera nos vemos. Estaría bien en Nueva york pero no tengo tanta suerte como tú, jeje!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...