jueves, 18 de octubre de 2012

Propiedades de la algarroba


En mi afán por seguir una alimentación cada día mejor y más sana, intentando escoger alimentos lo más naturales posible y que, además, me aporten algún tipo de ayuda en el día a día con mis entrenamientos, tengo que decir que recientemente he empezado a consumir uno nuevo: las algarrobas. Hablaré de ellas porque todos (o casi todos) sabemos lo que son pero la gran mayoría desconocen de que forma las podemos consumir y las propiedades supuestamente tan beneficiosas que tienen.

Hace cosa de un mes y medio, en la web de la panadería Rincón del Segura (por cierto, muy recomendable) donde entré con la intención de comprar harina integral de espelta (últimamente hago mucho pan), vi que vendían unas galletas naturales hechas con harina de algarroba. Me llamó la atención, busqué información sobre las propiedades de la algarroba y las compré. La verdad, no me decepcionaron. Poco después, compré directamente en un herbolario la harina de algarroba y siguiendo los ingredientes marcados en la bolsa de las galletas que había comprado, las hice en la Thermomix poniendo a ojo las proporciones (después dejo la receta). Me quedaron bastante parecidas, no sé si mejor o peor, pero están muy buenas. Tienen un toque parecido al chocolate. Hasta el momento, además de para hacer galletas, también he usado la harina de algarroba para “chocolatear” o mejor dicho, “algarrobear” la bebida de soja y con el yogur natural. De las dos formas está muy bien. Sinceramente, me ha sorprendido gratamente el sabor y la textura que tiene, no me la imaginaba tan agradable, ni mucho menos.

Después de esta pequeña introducción acerca de mi experiencia con este alimento, os dejo información un poco más “científica” sobre las propiedades de la algarroba:

“El místico y aromático árbol del algarrobo es de la familia de las leguminosas y por ello da frutos en forma de vaina. De sus semillas pulverizadas se produce una harina muy dulce, con sabor bastante parecido al cacao y con muchas propiedades nutricionales y terapéuticas, y con la gran ventaja de que no contiene gluten, por lo que pueden usarla las personas celiacas. Los indígenas utilizaban la algarroba para producir bebidas y hoy en día se utiliza para prepara muchos platos, sobre todo postres, con un sabor muy parecido al chocolate pero con ventajas mucho mayores que el cacao. Esta harina es rica en azúcares naturales (ventaja contra el azúcar refinada que contiene el chocolate convencional), contiene mucho hierro, calcio, magnesio, fósforo, etcétera, y muchas vitaminas como la A, la B1 y la D. Tiene pocas grasas y, además, son grasas benéficas, por lo que no produce sobrepeso. Comparada con el chocolate, la algarroba es tres veces más rica en calcio.

De las legumbres o algarrobas tradicionalmente se ha aprovechado todo:


La harina de algarroba actualmente se emplea sobre todo para la alimentación  animal, bien directamente o como un componente de los piensos compuestos, aunque también se utiliza en alimentación humana después de una serie de tratamientos como deshidratación, tostado del producto y molienda fina, con los que se obtiene un producto de aspecto y sabor similar al polvo de cacao.

En la composición de la harina de algarroba destaca la presencia de entre un 40 y un 50% de azúcares, fundamentalmente fructuosa, glucosa y sacarosa. También tiene un 5% de proteínas y muchos minerales: hierro, calcio, magnesio, zinc, silicio, fósforo y mucho potasio, lo que unido a su bajo contenido de sodio contribuye a balancear nuestra dieta tan rica en sodio.

Un aspecto importante de la composición de la algarroba es su riqueza cualitativa en fibras (pectina y lignina fundamentalmente), que benefician la flora intestinal, disminuyendo las bacterias e incrementando los lactobacilos. Además, la pectina, conocida como espesante, tiene otras propiedades: laxante, coagulante, bactericida, preventiva del cáncer, reductora del colesterol, ayuda a la formación de las membranas  celulares, elimina metales pesados y sustancias tóxicas del organismo y protege la mucosa intestinal.

Recientes estudios demuestran la gran efectividad de la harina de algarroba contra úlceras, diarreas infantiles e infecciones intestinales. Sus fibras cumplen un triple efecto: convierten el líquido en gel coloidal, distienden las paredes intestinales y estimulan un correcto peristaltismo que elimina las contracciones dolorosas

Otro componente importante de la algarroba son los taninos, antes considerados producto tóxicos y hoy revalorizados dentro del grupo de los polifenoles como antioxidantes y potentes protectores que evitan la formación de las cancerígenas nitrosaminas, son antiinflamatorios, antirreumáticos y benéficos para el corazón y los riñones.

La algarroba en la cocina se emplea  como ingrediente de diferentes tipos de bizcochos, helados, flanes y salsas. Además, con la harina de algarroba se obtiene un exquisito  chocolate, exento de cafeína y teobromina, dos excitantes contenidos en el auténtico chocolate obtenido del cacao.”

Fuentes:

Para terminar, os dejo la receta (aún en fase experimental) de las galletas con harina de algarroba que hice la semana pasada. Seguro que modificando un poco las proporciones podrían quedar mejor. Seguiré probando. Hay que decir que las hice en la Thermomix pero quien no la tenga las puede hacer igual, sólo que con un poco más de paciencia a la hora de amasar.

Galletas de algarroba.

Ingredientes:
  • 250 gr harina integral de espelta
  • 150 gr harina de algarroba
  • 90 gr azúcar moreno
  • 100 ml leche de soja
  • 75 gr aceite de oliva virgen extra
  • 3 cucharadas de almendras
  • 1 cucharada gasificante
Poner el azúcar en el vaso de la Thermomix y pulverizar con golpes de turbo.

Echar el resto de los ingredientes en el vaso de la Thermomix y mezclar 10 segundos velocidad 5-10.

Sacar del vaso y darle a las galletas la forma que uno quiera. La masa no me quedó muy consistente, con lo cual hay que tener paciencia para poder formar lo que será la galleta. A mí me costó y me salieron galletas bastante gruesas.

Precalentar el horno a 180º ventilador sino calor arriba y abajo.

Ponerlas en una bandeja de horno con un papel sulfurizado o papel vegetal y hornear a 180º unos 10-15 minutos hasta que estén doradas.

Si alguien se anima, de verdad, no se arrepentirá.

5 comentarios:

  1. Gracias por toda la información sobre la algarroba, hace años que comemos en casa estas galletas del Rincón del Segura, pero a mis hijos no les gusta, nos las comemos mi marido y yo, untadas con mantequilla y mermelada.

    Para los niños las hago yo en casa y voy buscando las recetas por internet, ahora he descubierto este recetario en dónde agrupan todas las recetas de algarroba y está muy bien, ya he hecho bizcocho, galletas, trufas, crema y crepes y la verdad es que me han salido muy buenos.

    https://www.caroube.net/es/seccion/5-recetas-de-algarroba?id_cms_category=5

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
  2. Hola, yo vivo en mallorca y aquí hay muchos árboles de algarrobo. Yo en esta época de Septiembre, que es la fecha de recogida, voy y pillo algarrobas de árboles altos, que son más grandes y más jugosas y me las como crudas, que es más natural y tengo así todas sus propiedades. Es deniminado como superAlimento, y aunque se consumió mucho en épocas de hambre, actualmente con tanta bollería industrial es una legumbre que ha quedado relegada a la alimentación del ganado... una pena porque tiene muchos más nutrientes que otras.

    Si puedes, consúmelas crudas, en Septiembre, octubre y noviembre... ya en el resto del año compra si quieres la harina.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario Jesus, lo tendré en cuenta.

      Un saludo.

      Eliminar
  3. Buenos días Rubén, primero felicitarte por tu artículo y darte las gracias por difundir los beneficios y cualidades de la algarroba.

    Después quería rectificarte en lo de que la harina de algarroba se utiliza para hacer piensos o comida animal. No se utiliza la harina de algarroba para ese fin, si no la algarroba sin las semillas, sólo ese detalle, por el resto está todo muy bien.

    La harina de algarroba se destina en su mayoría para la factoría alimenticia aunque también se utiliza para la farmacéutica y cosmética y para hacer alimentos dietéticos.

    Un saludo!, Isabel Páez.

    ResponderEliminar
  4. De niña las compraba en el kiosco como una chuchería, no por lo dulce y sí, creo porque llenaba el estómago.. Hoy la compro como harina para hacer papillas a mi nieta
    Gracias por la información!

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...