martes, 14 de enero de 2014

Lo peor y lo mejor del 2013

Hace días que tenía en la cabeza esta entrada pero por falta de tiempo no había tenido un momento para sentarme y escribirla. En ella simplemente intentaré hacer un pequeño resumen/valoración/reportaje fotográfico de lo que dio de sí el pasado 2013, un año de contrastes con cosas muy buenas y con otras no tan buenas. 

Podría empezar diciendo que el pasado año fue el peor y a la vez el mejor desde que empecé en esto del atletismo y del triatlón. Cuando digo que fue el peor, supongo que todos sabéis a que me refiero. Corria el mes de febrero cuando una mañana como otra cualquiera salí a entrenar con mi bici y un simpático conductor, en una rotonda, se me llevó por delante provocándome una fractura de clavícula. Por suerte "sólo" fue eso y por suerte un coche de los Mossos venía detrás y lo vio todo. A pesar de que quedó clara su culpa y que todo se solucionó bien para mi (indemnización, reparación de la bici, etc.), los daños fueron irreparables porque nadie me devolvió el tiempo perdido que tuve que estar con el cabestrillo, con dolores, con falta de movilidad, durmiendo incómodo... Además hoy, casi un año después, aunque hago una vida totalmente normal y puedo entrenar apenas sin limitaciones, no tengo la clavícula igual que la tenía. Eso fue lo peor que me ha pasado hasta ahora y el gran lunar del pasado año. Sólo espero no volver a pasar por algo así.

Pero, cambiando de tema, vamos con cosas más agradables, ya que me recuperé relativamente rápido y en mes y medio ya estaba de vuelta. No pude escoger una mejor reaparición que en la Cursa del Calçot de Valls, carrera que organiza el FACVAC. No hice una gran carrera (lo raro hubiera sido hacerla), pero me supo a gloria. A partir de ese momento, aunque estuve arrastrando algunas molestias en el tendón de Aquiles un par de meses, todo fue rodado. Llegué a tiempo aunque justito al Extreme Man de Salou (primera gran carrera del año) y también hice sin problemas el Half de Balaguer, un triatlón con un recorrido de bici durísimo. Tuve la gran suerte de que me tocara la inscripción para el Challenge de Calella y eso cambió definitivamente mi suerte. Durante el verano pude entrenar duro, hice muy buenas carreras en L'Espluga de Francolí (consiguiendo mi mejor marca en esta carrera), en Torredembarra (con una sexta posición) y en el Triatlón Olímpico de Tarragona. Además, para rematar el verano, conseguí otro sub 5h en el Extreme Man de Narbonne con algún que otro problema en bici pero haciendo un parcial muy bueno corriendo.

Pero lo mejor estaba por llegar. El 6 de octubre estaba marcado en rojo en mi calendario y a pesar de que la cosa podría haber ido algo mejor (aunque no me quejo ser el 30º clasificado en el Campeonato de España de Larga Distancia en mi GG.EE), creo que no cambiaría por nada todo lo que viví el día en que por fin me convertí en un "hombre de hierro". Hasta la fecha, ha sido el mejor día de mi vida deportiva (y, creo que por mucho tiempo y carreras que pasen, lo continuará siendo). Aquel día me sentí y me hicieron sentir realmente especial y nunca lo olvidaré. Cruzar la meta del Challenge acompañado de Arancha compensó cualquier otro esfuerzo o sacrificio hecho para llegar allí.

Y después del Challenge aún hubo tiempo para algo más, entre lo que destaco recuperarme del esfuerzo perfectamente, hacer una buena Mitja de Tarragona sin demasiado entrenamiento, conseguir un podio "simbólico" en los 10k de Vilaverd, participar en un bonito acto solidario corriendo por relevos desde Torredembarra hasta el Monasterio de Montserrat y despedir el año haciendo un tiempazo en la Sant Silvestre de Tarragona.

Para no enrollarme mucho más, vamos con el resumen fotográfico del año. No son las mejores fotos, simplemente son las más significativas:

En la Mitja de Granollers, una semana antes del accidente
Con el cabestrillo
Primeros entrenos en el rodillo sólo dos semanas después del accidente, aún con bastante dolor en el brazo
En la Cursa del Calçot de Valls, "mi reaparición"
En el Extreme Man de Salou, primera competición "grande" del año
En la meta del Triatló Internacional de Balaguer
En la Cursa de l'Espluga de Francolí, con marca personal incluída

Sexto puesto en el Cros de Torredembarra

En el Triatlón Olímpico de Tarragona
En el Extreme Man de Narbonne, otra vez sub 5 horas
Feliz al terminar el Challenge Barcelona Maresme, el gran objetivo del 2013
En la Mitja de Tarragona, llegando a meta con mi hermano
Mi primer "podio", 3º en los 10k de Vilaverd
En la carrera solidaria de colaboración con la Marató de TV3 Torredembarra - Monestir de Montserrat
Y, para terminar, dejo la que para mí, sin ninguna duda, es la FOTO DEL AÑO 2013 entrando en la meta del Challenge Barcelona Maresme con Arancha y un vídeo que aún no había colgado aquí:


video

Ahora sólo espero que durante el 2014 pueda seguir entrenando sin lesiones y no vuelva a sufrir otro percance en bici parecido al del año pasado. El resto de cosas (ganas, ilusión, sacrificio, esfuerzo, constancia,...) ya las pondré yo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...